Climatización por suelo radiante

23.11.2017

 

 

 

 

Es considerada como una de las mejores opciones de calefacción en invierno además de ser el sistema más limpio y con mayor ahorro en energía. Como todos los sistemas de climatización tiene sus pros y sus contras que más adelante detallaremos. Se puede utilizar tanto con calor como con frío.

 

Se basa en la radiación como sistema transmisor del calor o frío, frente a la convección, que es el sistema que usa la mayor parte de los otros sistemas. La baja temperatura utilizada en el suelo radiante y la homogeneidad en la distribución de la emisión, son causa y efecto de que la transmisión de temperatura se produce principalmente mediante radiación.

 

El sistema se instala en el suelo, oculto bajo el pavimento y está compuesto por un sistema de tuberías por donde circula el agua, funcionando como fluido calefactor o refrigerador. Es un sistema de climatización fiable, seguro y con una experiencia probada desde hace más de 40 años en países con climas más fríos que el nuestro, como en el norte de Europa.

 

No es peligroso en absoluto para la salud, e incluso es positivo, dado que al no mover aire, es especialmente recomendable para gente que tiene alergia al polen o al polvo. También es recomendable para lugares donde hay niños, porque se evita el peligro de que se golpeen contra los bordes de los radiadores o se quemen con éstos y también porque tienen tendencia a tirarse por el suelo. Este último punto no es tan agradable en verano pues el suelo está frío y hace que se puedan constipar.

 

Otras de las virtudes de este sistema es la homogeneidad de la temperatura. En todos los puntos y en todas las estancias de la vivienda tendremos la misma temperatura. No se crearán lagunas de distinta temperatura aunque se pueden regular las estancias independientemente según nuestro gusto.

 

Este tipo de climatización se puede instalar tanto en suelo como en techo. La instalación en suelo es más costosa pues hay que levantar el pavimento para su instalación o bien ejecutarlo en obra nueva que es la opción más recomendable. En techo es más fácil y menos costoso, menos eficiente en invierno y más eficiente en verano. En ambos casos debemos contar con la altura pues se perderán unos 10 cm. en la instalación.

 

Una de las grandes cualidades además del confort es la eficiencia, dado que para funcionar, no necesita temperaturas tan elevadas como los radiadores. Es suficiente con rotar el agua por la tubería a 45ºC, frente a los 70ºC de los radiadores convencionales.

 

Es un sistema que nos va a conllevar una inversión extra pero que vamos a disfrutar en confort. Podremos climatizar nuestro hogar tanto en invierno como en verano. En invierno calentamos el agua que rota por el sistema radiante y en verano hacemos justo lo contrario, le enfriamos el agua. Con esto conseguiremos mantener la deseada temperatura en nuestras estancias sea el mes que sea y siempre con un sistema oculto, que ni nos molesta ni vemos.

 

Existen muchas formas de calentar o enfriar ese agua que rotamos. Lo ideal para conseguir una eficiencia energética superior y un mayor ahorro, es combinar la instalación de suelo radiante con sistemas de producción de energías renovables como la energía solar térmica, la biomasa o la geotermia.

Actualmente es posible la instalación combinada del suelo radiante con cualquier sistema de generación, permitiendo ahorros de hasta el 90% en el consumo de energía.

 

A continuación pasamos a resumir las ventajas y desventajas de este sistema de climatización:

 

Ventajas:

 

· Alto confort por reparto uniforme de la temperatura

 

· Ahorro de energía. Es considerado como un sistema de bajo consumo porque las condiciones normales de funcionamiento permiten que los rangos de temperatura sean menores que en otros sistemas, lo que se traduce en un consumo más contendido de la energía (se puede conseguir un ahorro de hasta un 20% frente a otros sistemas tradicionales de climatización)

 

· Ausencia de corrientes de aire que evitan la sequedad en el ambiente y reducen el movimiento del polvo, creando ambientes más higiénicos y saludables.

 

· No existen elementos que interfieran en la decoración, como sucede con otros sistemas tradicionales, como los radiadores.

 

· Existe la posibilidad de utilizarlo para refrescar la edificación durante el verano. A través de una máquina de absorción, se genera el frío a partir del calor, de esta manera, podemos utilizar la instalación tanto para refrescar el ambiente en verano, como para calentarlo en invierno.

 

· Tiene una amplia gama de posibilidades para poder controlar la temperatura en las estancias. Se pueden independizar circuitos con válvula termostáticas así podremos regular temperaturas diferentes e incluso cortar climatización donde queramos.

 

· No existe ruido ambiental

 

· Inercias generadas mayores a otros sistemas. Nos tardará más tiempo en calentar pero al mismo tiempo mantendremos bastante más tiempo la estancia climatizada una vez apagada.

 

Desventajas:

 

· Coste de instalación superior al de otras climatizaciones.

 

· Deberemos acostumbrarnos a las inercias del sistema y a regular la temperatura a la baja pues es un sistema que tiende a proporcionar mucha temperatura en las estancias fácilmente, sobre todo en invierno. Para esto se recomienda instalar termostatos en todas las estancias.

 

· Pérdida de altura de unos 10 cm. en la instalación.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes

31.10.2018

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Google+ - White Circle
  • Pinterest - White Circle

Lecsa Obras

C/ Aguado Nº 14-16 Bajo C.P. 18009 Granada

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Pinterest - White Circle

2019 · Todos los derechos reservados      Política Privacidad    Aviso Legal