Piscinas de agua salada


Piscinas de agua salada, ventajas e inconvenientes


Analizamos el tratamiento mediante agua salada para piscinas. Con este método, cada vez más popular, ganaremos en salud y ahorraremos dinero por lo que se hace muy interesante. Cada vez más personas confían en la salinización como método para mantener el agua de sus piscinas ya sean individuales, colectivas o públicas.


El tratamiento se realiza mediante un clorador salino, se utiliza sal para conseguir clorar el agua. Los clorador salino es un dispositivo que se integra en el sistema de filtrado o depuración y aprovecha el agua salada para generar cloro gaseoso mediante un proceso llamado electrólisis, mediante el cual se disuelve de inmediato en el agua y la desinfecta.


El funcionamiento de la electrólisis en las piscinas de agua salada es sencillo, hay que añadir 5 o 6 gramos de sal por cada litro de agua de la piscina, e instalar un clorador salino.


Una vez hecho lo anterior, el agua, al que hemos añadido la sal, atraviesa unos electrodos que hay en el sistema de depuración y se transforma en un potente desinfectante.


El nivel de sal que tendremos en nuestra piscina es muy inferior al del mar. La sal empleada en este proceso es cloruro de sodio, sal común de la que tenemos para cocinar.


Es un proceso totalmente ecológico pues no se emplean productos químicos que puedan dañar el medio ambiente y por tanto a nosotros tampoco. De ahí su mayor ventaja.


Ventajas


La principal ventaja es el ahorro de dinero. La sal no se evapora ni se pierde. Solo tendremos que aumentar sal cuando rellenemos agua en nuestra piscina, pues el agua si se evapora, pero el coste de la sal es muy bajo comparado con el de los productos químicos del método alternativo que todos conocemos.


Por supuesto otra ventaja importantísima es la de nuestra salud. La cloración por sal no es para nada molesta para nuestro cuerpo. Irritaciones de piel, ojos irritados por el cloro o cabellos dañados son cuestiones del pasado si instala este tipo de cloración. Los tejidos se revitalizan, las toxinas de la piel se eliminan y los dolores musculares se ven aliviados, a la vez que se experimenta una mejora de la circulación de la sangre y de la capacidad pulmonar.


Por último al no tener que disponer de productos químicos peligrosos evitaremos accidentes por almacenamiento y manipulación del producto.


Como todo sistema también tiene sus inconvenientes.


Inconvenientes


Como método de cloración pensamos que no tiene inconvenientes. El único que existe es el precio que tenemos que invertir para cambiar de sistema pero que amortizaremos de acuerdo al menor consumo de sal en comparación con los productos químicos que tendríamos que ir comprando con el otro sistema.


En definitiva y de acuerdo las ventajas e inconvenientes que aquí exponemos consideramos que es el mejor sistema en la actualidad para la cloración de nuestra piscina, que de entrada tendremos que invertir en la sencilla instalación pero que a medio plazo lo tendremos amortizado y podremos disfrutar de sus ventajas desde el primer día.

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Google+ - White Circle
  • Pinterest - White Circle

Lecsa Obras

C/ Aguado Nº 14-16 Bajo C.P. 18009 Granada

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Pinterest - White Circle

Todos los derechos reservados      Política Privacidad    Aviso Legal